Este último año he tenido la súper suerte de trabajar con el Sr. Peña aka The Drawing Machine. Tras esas gafas de pasta, esa barba y ese pelo ahuecado parecía tímido… Pero conmigo es difícil ser tímido y, como soy cotorra, se acabó soltando y soltando hasta que tuve que esperar mi turno para cascar. …