Cada vez que me acuerdo de mi blog me viene esta imagen a la cabeza.

ABANDONES

Abandonaíto te he tenido durante meses y meses, espero que seas capaz de perdonarme. Pero ya estoy de vuelta. Y no es que haya estado tirada a la bartola, más bien todo lo contrario… He estado inmersa en la vorágine del currar y currar, ¡y currar! Inmersa en grandes proyectos y fallidos bocetos. También proyectillos, colaboraciones y favores. Risas y prisas. Fuertes brotes de crisis de identidad corporativa y, si, también ha habido algún berrinche.
Y no se puede estar a todo, querido blog, porque quien mucho abarca poco aprieta y en ese plan no me aguanto ni yo.

Aunque en verano también he sacado tiempo para coger aire, reflexionar y gozar. Y gozar. ¡¡Y gozar!! Dandole vueltas al coco sobre como retomar y arrancar de otra forma. Y hoy, con todo el dolor de mi corazón, toca decir BYE, BYE SUMMER!

bye, bye summer

Pero también digo WELCOME AUTUMN! Comienza el curso y empieza el cambio, y con muchas, muchas ganas. Pronto os lo cuento todo-todito.