Os presento a Angelique Houtkamp, una tatuadora-ilustradora holandesa que me tiene loca.

Angelique hace un tatuaje de estilo clásico pero con una fuerte marca personal y un estilo exquisito. Sus influencias son lo que hacen que sea tan reconocible. Tan sumamente molón.
Se nota que es adicta al trabajo, lo ama y tiene talento. No hay nada más que verlo:

La inspiración art decó es evidente en su obra y eso es lo que la hace tan particular. Es lo que hace que me vuelva loca. Al ver muchos de sus dibujos es muy fácil recordar la fotografía de Brassai, los diseños de Erté o los bailes de Josephine Baker. Dígamos que su obra es un pequeño paseo por el París de los años 30 fusionado con el tatuaje clásico americano de los 50, aunque a la vez muy contemporáneo y con una fuerte sensibilidad femenina.

Salon Serpent es el precioso estudio que Angelique tiene en Amsterdam. Este año tengo planeado un viajecito por aquellos lares, así que espero poder dejarme caer por allí y, ya que estoy, ¡a ver si me pinta algo!